fbpx

La iniciativa «Primero el talento». ¿De qué se trata?

Imagina decir: «Estoy hasta los huevos», crecer como artista y aportar a tu entorno.

De eso trata Primero el Talento. Una iniciativa que nace de una dinámica anti-queja que me ha salvado a nivel personal y creativo. Hablo del 21-day no-complaintun experimento que os invito a curiosear al menos.

Os pondré en contexto: durante varios años he leído en algunos libros de psicología como Gente Tóxica, de Bernardo StamateasTus zonas erróneas, de Wayne Dyer sobre el poder autodestructivo de la queja. Un hábito más común de lo que parece, practicado por todos y sin ninguna utilidad mas que proyectar y atraer negatividad. Es lo único para lo que sirve quejarse. No cambiamos nada. No proponemos soluciones. Simplemente nos cubrimos de energía negativa disfrazada de consuelo.

21-day no-complaint

A pesar de saber esto, durante varios años he estado quejándome sobre todo aquello que no me gustaba o enfadaba. Tanto a regañadientes y para adentro como públicamente a través de redes sociales. No fue hasta que me crucé con el 21-day no-complaint de Tim Ferris que entendí el verdadero poder de cambiar el hábito de quejarme por el de buscar soluciones. Pasé de la apatía a la resolución, de vivir enfurruñado por todo a ver una oportunidad en cada problema que se me presentaba.

Sin embargo, había casos en los que la solución a algunos problemas no estaba en mis manos y que lo único que podía hacer era quejarme. ¡Pero no podía quejarme! Contener esas ganas de gritar y denunciar lo que no funcionaba me daba una buena dosis de veneno y bilis para el body, todo hay que decirlo. Pero entonces pensé que como artista, siempre había usado mis propias emociones como combustible, como si fuese un motor que podía funcionar con varios tipos diferentes de gasolina. Me di cuenta de que toda esa bilis contenida podía usarse en positivo, como energía para quejarme de forma creativa, como hacen los artistas del humor gráfico, por ejemplo, con su denuncia social a base de ilustraciones. Ese fue el momento en el que todo hizo clic, en el que me di cuenta de que podía realizar a mi lado tóxico una especie de aikido mental y usar toda esa negatividad en mi favor.

He usado esta técnica durante mucho tiempo y tengo que admitir que es la responsable de que mi contenido siempre cuente con una crítica bajo la mesa, con la diferencia de que ahora visto una sonrisa y encima me siento bien al denunciar lo que creo que es incorrecto o perjudicial. También he animado a la gente de mi entorno a usarla, y más de uno se ha apuntado de manera temporal. Sin embargo, después de resolver mi problema de toxicidad me di cuenta de que no era el único que lo padecía. Prácticamente todo internet es víctima de esta enfermedad.Las redes sociales están llenas de gente quejándose y ofendiéndose a diario, señalando lo malo y lanzándose puñales constantemente. Lo peor de esta situación es que toda esa mierda no hace más que enterrar lo bueno. Es una bomba de humo constante para todo el talento y creatividad que hay en internet. Una situación que como artista, obviamente me volvió a llenar de bilis.

Pero esta vez estaba preparado. Sabía que señalar esa situación no iba a hacer más que acentuarla, así que decidí poner peso al otro lado de la balanza e intentar motivar a la gente a hacer lo mismo que hice yo. Una especie de manifestación silenciosa virtual que sirva de autolimpieza en internet al mismo tiempo que da voz a toda esa gente creativa y con talento. De ahí el nombre: primero el talento, después la queja.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Nekodificador
Nekodificador

Creativo audiovisual, comunicador y creador de contenido.

2 respuestas

  1. jajaja ¡ole tu! Buenas, ¿Qué tal?
    Eres muy bueno laboralmente, te conocí de rebote y voy a empezar a seguirte a través de YouTube, Instagram que es en lo que frecuento habitualmente, soy diseñadora de accesorios y lo que mas me cuesta es la iluminación fotográfica para mis piezas dado que tienen algunas de ellas un efecto de cristal.Me gusta crear no se me dan bien las redes sociales y el tema fotográfico el que tengo que mejorar. Me gusta el humor sarcástico
    te buscare en Instagram la verdad es que tengo abandonadas las redes, pero me gustan tus explicaciones.
    Algunos de los libros que recomiendas ya los leí y otros que son interesantes ya los leeré también, por cierto los efectos que creas y haces son geniales enhorabuena.
    Saludos.

    1. Hola! Pues muy bien por aquí. Me hace ilusión que alguien comente en el blog jaja

      Tendré en cuenta las cosas que me has dicho, creo que puedo hacer algo relacionado con la iluminación de producto para redes, aunque ahora mismo estoy bastante liado con otros proyectos. Lo pondré en cola en la lista de tareas.

      Y por cierto, bienvenida, tanto aquí como a mis redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Oye, que este sitio usa cookies de esas. Vaya, como todos... pero pa' que lo sepas.