Clampod Takeway: el accesorio más útil de mi mochila

Desde los 16 años que comencé a fotografiar y grabar con mi primera cámara compacta hasta mis 29, en los que me dedico al audiovisual de forma profesional a tiempo completo, han pasado una cantidad enorme de cacharros por mi mochila, mi estantería y mis armarios.

Algunos de ellos incluso construidos por mí mismo. Por ejemplo, un pequeño cochecito para hacer movimientos tipo slider o un rig para sujetar la GoPro con mis dientes y grabar en vertical en primera persona. En otras ocasiones he comprado algunas otras cosas que me han hecho mi vida audiovisual un poco más llevadera, como por ejemplo los famosos “popshocket” o un simple adaptador de rosca para colocar en mi Zhiyun Crane algún accesorio extra.

Todas y cada una de estas cosas han pasado por mis manos precisamente por su utilidad, pero hay un accesorio en concreto, que supera con creces la versatilidad y número de aplicaciones de todos los demás juntos. Y es esta maravilla: el clampod Takeway.

Cómo funciona un Clampod Takeway

El funcionamiento de esta cosa es increíblemente simple. Es una pinza. Y como cualquier pinza lo que hace es dar un pellizco y agarrarse a cosas. Pero esta pinza está diseñada de una forma un tanto peculiar que hace que puedas darle una cantidad de usos BESTIAL.

Giras el extremo en un sentido, y se abre. Lo giras en el otro, y se cierra. Y al funcionar con un sistema de tornillo, no se abre por presión, lo que quiere decir que una vez lo aprietas no lo mueve ni Dios.

En uno de los extremos tiene una pequeña rótula con una zapata extraíble, la cual se aprieta y fija con una pequeña rosca, y con otra, un poco más abajo, puedes aflojar el cabezal, girarlo 360º, ponerlo en la posición que quieras y volverlo a apretar. Vamos, que con simplemente dos roscas: acoplas la cámara, apuntas hacia donde quieras encuadrar y la fijas.

Vale, sé lo que estás pensando porque yo también lo hice la primera vez que lo vi: «con estos sistemas, por mucho que aprietes, el peso de la cámara vence y se acaba moviendo».

Eh… bueno, igual aguanta un poco más de lo que piensas ¿eh? He llegado a usar una Canon 6D con el 24-105 y un monitor externo en la zapata del flash y lo aguanta sin problemas.

Observa además que, en este caso, en lugar de pegar el pellizco en algún sitio, he usado unas patitas que vienen incluidas en la caja y que te permiten usar el Clampod Takeway T1 a modo de minitrípode. Acoplas las patas en el extremo que queda libre con un simple clic, colocas la cámara como te salga de las narices y listo. Así de simple y así de sencillo. Obviamente, la estabilidad dependerá del ángulo en el que coloques la cámara, el peso de ésta, si hace viento o no… pero vamos, es un apaño que me ha salvado en muchas situaciones.

Y hora pensarás: «vale Neko, pero es lo de siempre, estos sistemas sólo sirven para superficies planas. En cuanto lo pones en barras se escurren y la cámara se va directa al suelo».

Sip, es cierto que la pinza se escurre en algunas la barras de metal, pero precisamente para eso tiene una pestañita verde que hace de tercer punto de apoyo y permite que se agarre como un velociraptor a sus presas. En los modelos como el Clampod Takeway R1 (el pequeñito) viene además una goma con la que puedes envolver la barra y usarla de antideslizante. Ta’ to’ pensao’.

clampod-takeway-t1-barra

Qué usos tiene un Clampod Takeway T1 y R1

Bueno, ya hemos visto que el poder principal de estos pequeñajos viene de su fuerza para pellizcar y no moverse, pero lo que los hace realmente interesantes son todos los accesorios adicionales que les puedes acoplar. Hay de todo: brazos articulables, un soporte para tablet, soporte para smartphone tanto estándar como deportivo, adaptador de GoPro…

Vamos, que básicamente te permiten acoplar cualquier cacharro que uses en tu día a día a cualquier tipo de superficie para cualquier tipo de uso. En mi caso, por ejemplo:

  • Utilizo el adaptador para iPad acoplado al trípode para leer, mientras grabo, los guiones de mis vídeos de youtube. En otras ocasiones acoplo el Takeway T1 a la mesa y utilizo el iPad como monitor de referencia para, por ejemplo, esculpir en 3D un personaje diseñado por mi amiga Gema, mientras veo una serie en Netflix en el otro monitor. Con este tipo de cosas mi escritorio parece una nave espacial y a mi me hace feliz, tengo que admitirlo.
clampod-takeway-t1-ipad-monitor-externo-zbrush
clampod-takeway-t1-ipad-Teleprompter
  • El Takeway R1 es especialmente útil por su pequeño tamaño, y es el que llevo en la mochila para, por ejemplo, usar el adaptador de GoPro en las bicis que tenemos en Madrid y vlogear o, en la mayoría de los casos, acoplar el iPhone y tener acceso al GPS, sin tener que ir parándome en la acera o llevarlo en la mano (con el peligro que eso supone).
clampod-takeway-r1-bicimad-smartphone-gps
clampod-takeway-r1-gopro-bicimad
  • Cuando grabo en un evento los utilizo especialmente para colocar una segunda cámara en algun sitio estratégico, sin tener que estar molestando a la gente con trípodes. En los casos en los que la toma es crítica y solo voy a tener una oportunidad (por ejemplo en una boda o en un desfile) una opción muy interesante es colocar la GoPro acoplada en el propio trípode y tener un plano de seguridad (por si la batería de la cámara principal muere por accidente), o si dejo la cámara grabando mientras opero una tercera con el Zhiyun Crane 2, que también se ha dado el caso.
clampod-takeway-t1-eventos
clampod-takeway-t1-tripode
  • Aunque de todos los usos posibles, mis favoritos son aquellos en los que acoplas la gopro en sitios estratégicos para obtener planos imposibles. Es cierto que GoPro tiene un montón de accesorios para acoplar sus cámaras (y los utilizo también), pero es que los bichos estos te permiten acoplarla a sitios que ni con los mejores accesorios de GoPro podrías acoplar. Si observáis las fotos de abajo, el Takeway R1 me permite acoplar la GoPro a uno de los broches de mis patines, algo imposible hasta ahora.
clampod-takeway-r1-rollerblade-gopro
clampod-takeway-r1-pennyboard-skate-gopro

En fin, qué os voy a contar. Que estoy encantado con estos pequeñajos y cada día les encuentro más usos: para ver una serie en el gimnasio mientras hago ejercicio, o para seguir la receta de cocina con el movil en la puerta de la despensa, yo que sé. Igual lo acoplo a una cometa o al collar de un perro, o al pedal de una bici, o al gimbal mientras grabo el making of de algun trabajo que realice. En resumen, si puedes pellizcarlo con los dedos, puedes ponerle un Takeway. (Puedes adquirirlo en Foto24)

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Nekodificador
Nekodificador

Creativo audiovisual, comunicador y creador de contenido.

¿Algo que decir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.