fbpx

Multipotencial: la naturaleza de la gente multidisciplinar

Qué es ser multipotencial

Multipotencial es el término usado en psicología para referirse a alguien que demuestra múltiples aptitudes a lo largo de varias disciplinas distintas.

En su “máxima expresión” son conocidos como polímatas (aquellos que alcanzan la excelencia multidisciplinar). En la historia son mencionados como eruditos: «aquel que se encuentra instruido en distintas ciencias, artes o disciplinas» y en ocasiones se les hace referencias incluso con el término hombres renacentistas.

Lo sé, aquellos que hacemos varias cosas al mismo tiempo tenemos el estigma de no ser buenos en nada. Pero, aunque es cierto que hay mucha gente dispersa que no sabe lo que quiere, no todos somos así.

La mayoría multipotenciales solemos sufrir siempre el mismo patrón: cuando algo nos llama la atención, comenzamos a adentrarnos en ese área con una pasión desmedida. Nos dejamos absorber por ella y trabajamos hasta irremediablemente ser buenos en ella. Pero, después de alcanzar ese punto, eso que tanto nos apasiona deja de convertirse en un reto y nos empieza a aburrir. Y mientras lidiamos con ese sentimiento de culpa y abandono, nos solemos cruzar con otra cosa totalmente distinta que capta nuestra atención. Nos enfrascamos, trabajamos, nos volvemos buenos en ello… y el bucle se repite.

¿Te suena? Enhorabuena, puede que seas multipotencial.

Qué caracteriza a un multipotencial

Ojo, he dicho que puede, puesto que hacer varias cosas de manera simultánea no te convierte en ello. Ser multidisciplinar es una consecuencia de las características que conforman a un multipotencial. Y digo esto porque lo verdaderamente interesante no es el hecho de tener múltiples aptitudes, sino la razón de que esto ocurra.

Emilie Wapnick, la principal divulgadora de este tema en inglés, habla de los superpoderes de la multipotencialidad, entre los que destacan el aprendizaje acelerado y la síntesis de ideas.

Una persona multipotencial tiene la capacidad de aprender más rápido de lo normal. Somos expertos en desmembrar conceptos, encontrar la esencia de los mismos y, sobre todo, establecer conexiones con el resto de conocimientos que tenemos en la cabeza.

Por esta razón nos gusta tanto enfrascarnos en nuevas áreas. Nos encanta subir a toda máquina por las distintas curvas de aprendizaje y ver qué encontramos en la cima, y una vez arriba, buscamos otras que escalar. Nuestra vida está motivada por el aprendizaje en sí mismo, no por los resultados u objetivos de este.

Ya los conoces, aunque no lo sabes

Además, debido a nuestras habilidades, los multipotenciales solemos especializarnos en varias áreas al mismo tiempo. Esto trae un sin fin de quebraderos de cabeza en nuestra vida, especialmente en el ámbito laboral. Sencillamente porque en la sociedad moderna no entra en la cabeza que alguien pueda ser pintor, anatomista, arquitecto, filósofo, escritor e ingeniero al mismo tiempo. Sin embargo bien que estudiamos a Leonardo Da Vinci en la escuela cuando damos el Renacimiento.

multipotencial-leonaro-da-vinci-collage

Nos hacen pensar que debemos pasar por la universidad para obtener una profesión. Y si te digo que un joven universitario ha dejado de ir a clase para asistir a talleres de diseño y caligrafía o montar ordenadores en un garaje, seguramente pienses que es un chaval perdido y sin futuro. Sin embargo muchos estarán leyendo este artículo a través de algún producto Apple gracias a Steve Jobs.

Newton, Tim Ferris, Will Smith, Daniel Cloud Campos, David Bowie… ¿lo vas pillando, no?

Disfruta de tu propia curiosidad y utilízala como brújula. Aunque para el resto de personas parezcamos pollos sin cabeza corriendo de un lado para otro, en realidad hay ciertos patrones en cada una de esas cosas que te llama la atención y te mueres por aprender.

En mi caso, por ejemplo, es la comunicación. Cualquier cosa que puede darme habilidades comunicativas me llama instintivamente la atención. Quiero transmitir, contar, enseñar, emocionar, criticar y analizar, y lo hago a través del cuerpo, la psicología, la imagen fija y en movimiento, el marketing, el lenguaje verbal, el no verbal, las redes sociales, la música y la comedia, entre otras.

Lo que para el resto son objetivos, para los multipotenciales son herramientas que nos permiten descubrir aquello que nos inquieta por dentro. Es por esto que no solemos encajar en el sistema actual, tan orientado a la especialización específica en un área concreta fruto de la revolución industrial.

Aprende a ser productivo. Piensa que cada vez que algo te llama la atención viene con una cuenta atrás debajo del brazo que determina cuándo vas a cansarte de eso que tanto te apasiona de repente. Así que mientras más productivo seas, más partido le sacarás a esa disciplina antes de que te canse y te aburra. Hay cientos de técnicas de productividad que funcionan. Yo, personalmente, me decanto por el time blocking, GTDpomodoros en lo que a ejecución de tareas se refiere. En cuanto a proyectos, suelo gestionarlos mediante mapas mentales y diagramas de Gantt.

Absolutamente nada. De hecho, vas a tener la vida mucho más fácil. Seguramente tengas un perfil de especialista, los cuales están increíblemente bien valorados en nuestra sociedad. Con trabajo y pasión acabarás siendo un verdadero experto en un área concreta y eso te posicionará por encima del resto en ese ámbito. No es necesario abarcarlo todo, aunque a las personas multipotenciales nos encante.

Es más, lo ideal para equipos y empresas es mezclar ambos perfiles, pues los especialistas suelen ser muy buenos buceando en las profundidades de su disciplina en cuestión. Algo a lo que normalmente los multipotenciales no llegamos, pues solemos aburrirnos antes de alcanzar ese expertise.

Así que independientemente del perfil que tengas, el mejor consejo que puedo darte es que sigas tu propio instinto. Si eres especialista vas a llegar lejos, y si eres multipotencial, lo harás también, especialmente si sigues las pistas que voy dejando en este blog y mi canal de Youtube.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Nekodificador
Nekodificador

Creativo audiovisual, comunicador y creador de contenido.

6 respuestas

  1. Hace 5 o 6 meses llegué a tu canal buscando corregir un problema, ya no recuerdo de qué, seguramente algún inconveniente que no podía resolver… me suscribí y nunca más vi tu canal. Ahora resulta que buscando en Youtube, cómo funciona la herramienta HDR para el Lightroom, volví a dar con tu canal por vídeos relacionados. Acabo de ver tu vídeo: “COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL: Mi experiencia y consejos sobre la carrera y la universidad”… y la verdad llevo 3 años estudiando ésta carrera y cayendo en las mismas inquietudes. Investigando más me ví tu portafolio completo, debo admitir que no me gustó todo, pero tienes trabajos que realmente me sorprendieron. Mi favorito fue: “Autoengaño”.

    Me he liado un montón. El punto es que dí con ésta entrada de tu blog. Tengo 23 años y hace mucho tiempo que no me daban ganas de llorar, no sabes la cantidad de frustraciones que he soportado por éste dilema. Tal vez no te interese mi vida, pero tal vez te interese saber que siento que leer sobre ti me ha ayudado. Soy de Chile, y aquí estudié Ingeniería Civil, hice cursos en Humanidades, Filosofía y Programación en diferentes años y diferentes universidades. Si bien llevo 3 años estudiando Audiovisual, sólo 2 fueron en la Universidad de Chile y el tercero lo estoy haciendo en un Instituto, el mismo que ganó el Oscar a mejor película extranjera el año pasado.

    Pero me siento tan vacío hoy, y ayer… gracias.

    1. Hola Joresif,

      No estás sólo. Te entiendo perfectamente. Me apasiona el dibujo, la tecnología, la fotografía, la ciencia, la naturaleza, la etología (el comportamiento de los animales), la psicología, etc. He hecho montones de cosas, y espero hacer muchas más en el futuro. Piensa en eso y disfruta del viaje. No tengas miedo, y huye del síndrome del impostor (en mi opinión, nuestro peor enemigo).

  2. Yo siempre he tenido que esconder mi capacidad multidisciplinar en el mundo laboral porque despectivamente se me consideraba un “hombre orquesta”. Ahora estoy aplicando todos mis conocimientos para crear videojuegos (escribir, diseñar, programar, componer, física, matemáticas…) y me va muy bien. La especialización para mí es muy aburrida.

    Gracias por el artículo. Un saludo.

  3. Admito que es primera vez que me motivo a dejar un comentario en un blog pero sentí que debía hacerlo, en mi vida he cambiado mucho de diciplinas (Diseño Gráfico, Psicología, Animación, Modelado 3D, Arquitectura, Diseño web, Escritura Creativa, SEO, Ilustración, Organización de eventos, Administración de empresas, etc) al punto que no conseguía ningun trabajo donde pudiese explotar todos esos puntos. Terminé creando una empresa consultora de marcas donde tuve que mentir diciendo que tenia 10 personas trabajando conmigo cuando sólo estaba yo. Aunque no he podido evolucionar lo suficiente, aun no se me da bien trabajar con personas que sólo quieren dedicarse a una sola cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Oye, que este sitio usa cookies de esas. Vaya, como todos... pero pa' que lo sepas.