No hay productos en el carrito

Cómo hacer un video tutorial

Hace cosa de 6 años decidí utilizar los pocos conocimientos que adquirí sobre didáctica en la carrera de Magisterio en un proyecto que nació para ayudar a mis compañeros de la carrera de Comunicación Audiovisual. (Sí, fui de esos que cambian de carrera en el último año provocando un infarto a sus propios padres)

Desde que inicié ese proyecto me he ido formando e investigando para poder llevar adelante mi canal de youtube sobre formación audiovisual, el cual cuenta a día de hoy con más de 62.000 suscriptores.

Este canal me ha abierto puertas como formador, principalmente en el área de la postproducción y manipulación de imagen con Photoshop. Y dentro del mundo de la internet, me ha terminado situando como coordinador de formadores de Pildorea, una plataforma de formación online con la particularidad de basarse en tutoriales de menos de 3 minutos, directos al grano y sin perder el tiempo.

Gracias a coordinar a los formadores que participan en la plataforma, he podido detectar algunas de las principales dudas que tienen aquellos que trasladan su oficio al medio online, y en ese sentido, creo que no había mejor forma que atacar el problema que con un ejemplo práctico. Así que aquí tenéis mis recomendaciones sobre cómo hacer un videotutorial.

1. Investiga.

Una investigación previa es uno de los mejores ejercicios que podemos hacer a la hora de crear cualquier tipo de contenido. Nos permite saber qué han contado otros previamente sobre el tema que queremos tratar, afianzar conocimientos que tengamos un poco cogidos con pinzas y sobre todo, ordenar correctamente la información que tenemos en la cabeza, ya que cuando aprendemos, no lo hacemos de forma lineal, sino que vamos añadiendo información a lo largo del tiempo como si fuesen parches o capas de pintura. Esa información es entendible para nosotros, pero seguramente si otra persona entrase en nuestra mente tendría un buen caos delante. Por eso es súper importante ordenar la información que tenemos a la hora de explicarla.

2. Haz un guión.

La mejor opción a la hora de hacer un vídeo formativo es comenzar escribiendo la lección que vamos a dar en un documento. Esto nos va a permitir optimizar la información tanto a nivel de tiempo, como de palabras, expresiones y ejemplos.

Este texto no solo nos ayudará a que nuestra lección sea lo más atractiva y didáctica posible, sino que nos permitirá tener el trabajo hecho para una posible transcripción del audio (algo que ayuda mucho al posicionamiento de los vídeos en youtube). Podemos, además, aprovechar el texto para realizar un artículo en nuestro blog o directamente adaptarlo e ir creando con el tiempo un temario escrito para futuros cursos y workshops.

3. Grabación.

Posteriormente, esta lección la grabaremos locutando el texto o directamente hablando a cámara.

Para el primer caso recomiendo usar una Zoom H4N o alguna grabadora de audio del estilo. También podemos utilizar un micrófono por USB, o un micrófono de corbata como el que utilizo en mis vídeos.

En caso de hablar directamente a cámara, la mejor opción (aunque mucho más cara) es utilizar un teleprompter, aunque siempre podemos construir uno con un poco de maña.

4. Explicar está muy bien. Mostrarlo esta mejor.

Una vez tenemos grabada la lección, toca el turno de ilustrar la teoría con ejemplos visuales. En mi caso suelo optar por grabar la pantalla y realizar en ella mis ejemplos o dibujos para explicar la lección. Para ello, recomiendo algunos programas como:

5. ¡A publicar!

Una vez tenemos la información y la demostración grabadas, deberíamos editar el vídeo para hacerlo lo más ameno posible, y, en caso de que esté diseñado para ser publicado en Pildorea, tener una duración menor a 3 min.

A la hora de publicarlo, recomiendo encarecidamente pensar muy bien el título y las descripciones de los vídeos, así como los tags que utilicemos. Esta información es la que utilizarán los algoritmos de internet para encontrar los vídeos en función de nuestras búsquedas, así que es recomendable incluir palabras clave que permitan a nuestro contenido ser encontrado. Al mismo tiempo, deberíamos conseguir un título atractivo que incite a hacer clic al usuario.

Por ejemplo, imaginemos que quiero posicionar en internet un tutorial sobre la herramienta marco de Photoshop. Podría elegir los siguientes títulos.

  1. El marco.
  2. La herramienta marco de Photoshop.
  3. Tutorial de Photoshop: la herramienta marco. Consejos sobre selecciones.
  4. Los secretos de la herramienta marco en Photoshop. Tutorial en español.

Como puedes observar, el último título no solo contiene varias palabras clave importantes sobre el tema que tratamos (herramienta, marco, photoshop, tutorial, español) sino que además está redactado de manera que crea cierto misterio y curiosidad al que lo ve.

Estos son los detalles que hacen que un tutorial sea más visto que otro, aunque obviamente, el objetivo principal debe ser siempre crear un buen contenido formativo que aporte al usuario. Todo lo demás solo debe potenciarlo.

Qué, ¿te animas a hacer el tuyo? ¿Qué opinas sobre el flujo de trabajo? Cualquier propuesta en los comentarios que ayude a mejorarlo es bienvenida. Un saludo!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Nekodificador
Nekodificador

Creativo audiovisual, comunicador y creador de contenido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Oye, que este sitio usa cookies de esas. Vaya, como todos... pero pa' que lo sepas.